Desintoxícate

//Desintoxícate

Desintoxícate

Por Pamela G

Hace dos años, en las vacaciones de Semana Santa un amigo nos invito a un Wellness Center que esta en San Juanillo Guanacaste, Costa Rica.

Ibamos muy entusiasmados a la Hacienda, donde pasaríamos unos días muy relajados, alejados del ruido y estrés de la ciudad para hacer un detox. No nos habían dado la información completa del plan de desintoxicación (seguramente si mi novio se enteraba no se iba a animar), pero un día antes nos enteramos de que el detox incluia colemas dos veces al día.

A mi no se me hizo muy ruda la idea, mi mamá desde chiquitos nos hacia lavados de estomago (colemas) cuando nos sentíamos mal y nos ayudaba mucho.

Llegamos a Costa Rica, teníamos que pasar una noche ahí por que para llegar a San Juanillo tomaríamos una avioneta la mañana del día siguiente así que aprovechamos y nos fuimos a conocer un poco y a ¡comer!

Nos recomendaron un restaurante típico de la región, era nuestra única oportunidad para probar comida de verdad, si vas no dejes de pedir el plato que llaman gallo pinto… mmm es arroz con frijoles y plátano macho.

Aunque estabamos mentalizados de que vendrían 5 días de ayuno total,  yo siempre me ponía muy loca cuando se me pasaba una comida, así que estabamos preparados para unos días no tan agradables, ¡nunca habíamos hecho un detox!

Al día siguiente tomamos la avioneta a Nosara, y por fin llegamos a la Hacienda. Nos recibieron con un delicioso sandwich de pan de cebolla, postres de cacao, y nos advirtieron: ¡es su última comida!

Despues de unas horas fueron por nosotros  para hacer nuestro primer colema… ¡habiamos empezado el detox intenso! No había vuelta de hoja.

Los colemas eran de 20 litros cado uno y dos veces al día,  algo distinto para mi por la cantidad de agua y… ¿por qué 2 veces al día?

Tomamos durante 5 días solo jugos, sorprendentemente estaba de muy buen humor, no me sentía mal, estaba en un lugar muy agradable en donde podía estar relajada, con buena compañía, podía platicar, aprender, tomar el sol, nadar, hacer un poco de ejercicio, definitivo eso ayudo mucho.

Todas las noches nos reuníamos para “cenar” (tomábamos un caldo a base de algas y cascaras de papa, ahora a veces lo sigo haciendo y ¡me encanta!), pero realmente acompañabamos a los que ya habian acabado el plan y ¡si cenaban!, ahí descubri la comida raw, en la hacienda no se cocina a fuego casi nada, todo es crudo o deshidratado, no comen la clasicas ensaladas de lechuga, todo el menú es muy nutritivo y creativo, jamás pensé que se podían hacer tantas cosas ricas con verduras y frutas.

Durante los 5 día que no podía comer, me la pase en la cocina ayudando a preparar la comida de los demás, para aprender, no probaba nada, no podía, pero si tomaba nota de las recetas para hacerlo llegando a México, aprendi a hacer pan de zanahoria y cebolla deshidratados y unas cuantas recetas más.

Para terminar el detox teniamos que hacer la “limpieza de higado” esta empezaba la tarde del día 5, tomando unas sales que se llaman “epsom salts”, decían que la limpieza a veces causaba un poquito de malestar, nos advirtieron de una mala noche. Muchas personas hacen detox y limpieza de hígado, para curar algunas enfermedades, nos contaban que en ocasiones las personas que tienen piedras al hacer la limpieza de hígado las expulsaban en el siguiente colema (en caso de tener piedras es importante antes consultar el tamaño que tienen, si son pequeñas puede ser una alternativa de sanación).

Nos tomamos el jugo de las 10:00 p.m. y nos fuimos a dormir recostados del lado derecho durante 30 min. como nos dijeron, la noche estuvo muy bien, dormimos y despertamos con ganas de terminar el plan.

La mañana del día 6 fue mi último colema, me sentía muy bien, no tenía dolor de cabeza, mi piel estaba más limpia y tenía muchas ganas de probar todo lo que había cocinado por 5 días.

Hacer el detox fue una de las mejores experiencias que he tenido, deje de comer comida procesada, nada de harinas refinadas, compre mi deshidratador y empece a hacer mis panes, los supli por el pan y la torilla.

De vez en cuando es bueno darle un respiro al cuerpo, desintoxicarnos, limpiarnos de todo lo que a veces comemos y no aporta nutrientes.

¿Comes para estar fuerte y sano? Entonces come bien, cuídate, quiérete, haz ejercicio, es la mejor actitud para dar el ejemplo e inspira a que las personas que quieres.

Yo tuve la oportunidad de vivir la experiencia y cambio mi forma de comer para vivir bonito, espero que también la tuya. Investiga más sobre la comida raw, tiene muy buenas opciones para complementar tu dieta.

Te dejo los datos por si te interesa el detox:

www.haciendadelsolcr.com
info@haciendadelsolcr.com
01800 350 4158
San Juanillo, Guanacaste
Costa Rica

2017-12-04T18:59:18+00:00

Deje su comentario